viernes, 16 de abril de 2010

ENTRE DOS MUNDOS


No me gusta hablar de mi familia, porque ellos no saben de este blog, Javier si claro, aunque no me lee mucho. Esto último lo escribo a ver si lo hace y me echa la bronca, ja, ja, ja. Ya os contaré.


Entre dos mundos: el primero ya lo conocéis, casi todas mis entradas tratan de él, todas menos dos, creo.


El segundo se llama Alzheimer, y digo que no quiero hablar de mi familia, pero hoy lo voy a hacer por mi padre.


Mi padre fue diagnosticado de Alzheimer hace tres años, desde entonces como toda enfermedad degenerativa, ha ido alejándole cada día un poquito más de nosotros. Doy gracias porque la evolución es bastante lenta. Mi padre es autónomo todavía, nos reconoce perfectamente a todos los miembros de la familia, no parece tener pérdida de memoria, pero lo que más afectado tiene es la comunicación. Es muy difícil, casi imposible mantener una conversación con él, no le salen las palabras, cuando quiere decir algo empieza…pero no puede terminar. Y es duro, primero porque es mi padre, el mejor del mundo, el que tenía la capacidad de inventar una nueva historia de “Los nueve lobitos y los nueve zorritos” cada noche antes de ir a dormir. El que me llevaba de paseo los fines de semana cuando era niña y me compraba mi dulce favorito. El que me llevaba a caballito, me hacía cosquillas, me lanzaba por los aires para caer en la piscina. El que me enseñó a montar en bicicleta. El que me llevaba al colegio todas las mañanas y me recitaba por el camino la poesía de Rubén Darío “Margarita, está linda la mar”. El que me llevo a mi primer concierto de música clásica, su gran pasión. Con el que recorrí Iglesias, Catedrales, Palacios, Museos y me ponía colorada cuando corregía al guía cuando su explicación no era del todo veraz. El que jugaba conmigo al tenis o a las palas en la playa cuando mis hermanos no querían jugar conmigo porque yo lo hacía fatal. El que me iba a recoger todas las noches de fin de semana a la parada del autobús para que no recorriese sola el camino hasta casa. El que me enseñó a conducir. El que siempre que me arreglaba para salir o ir a una fiesta me decía lo guapísima que estaba mirándome con orgullo. Al que eligieron en mi colegio para dar el discurso de graduación. El que me acompañó hasta el altar el día de mi boda. El que se emocionó hasta las lágrimas cuando cogió en brazos a su primera nieta, mi hija Belén. El que siempre ha estado conmigo dándome todo el cariño del mundo, inculcándome unos valores:el respeto, la responsabilidad, la conciencia social, el afán de superación, el amor a la familia…el y mi madre son los artífices de lo que ahora soy, y no se si se sienten orgullosos, creo que si, yo desde luego de tenerlos a ellos como padres SIEMPRE.


Mi padre era Catedrático de Universidad, su cabeza y su voz eran sus instrumentos de trabajo, con los que durante cuarenta años formó a miles de estudiantes, y durante los que dejo su legado en forma de muchos libros. Esta enfermedad siempre es dolorosa caiga en quien caiga, pero pienso en lo que fue mi padre y lo que la enfermedad le está robando, el que paso su vida comunicando…y que ahora no pueda hacerlo, es duro, pero lo intento llevar de la mejor manera posible, dándole todo el cariño del mundo, “papá te quiero mucho”, no se si últimamente se lo he dicho pero a partir de hoy se lo pienso recordar todos los días.



Ahora os cuento donde estos dos mundos se entrecruzan: mi padre y mi hijo nacieron los dos el día de Navidad. Fue una gran sorpresa porque Javi se adelantó tres semanas para poder soplar sus velas de cumpleaños con su abuelito en un día tan especial. Los dos tienen problemas de comunicación, Javi se acerca y mi padre se aleja. Me sirve de consuelo pensar que el no es consciente del autismo de Javier, el sólo le mira con gran cariño, le achucha y mi hijo le saca a él más sonrisas que a nadie. Además tienen un vínculo especial, ya desde que Javi era muy bebé, y no sabría explicarlo, si miro fotos de los dos juntos Javi siempre está mirándolo y sonriéndole, cuando sale de la guardería nos aparta a mi madre y a mi buscando a su abuelo y echa a correr hacia el, de verdad, es increíble lo que tienen entre ellos dos.


Lucho cada día por acercar a mi hijo a nuestro mundo, para que pueda disfrutar de todas las experiencias vitales con la mayor plenitud posible tal y como yo lo hice junto a mi familia, para darle un hogar feliz como el que mi padre siempre logró para nosotros, y lo voy consiguiendo, poco a poco Javi va siendo capaz de comunicarse con nosotros, el camino todavía es largo pero ya está en él. Pero a la vez mi padre se aleja cada vez más y me gusta pensar que ese vínculo especial que tienen se debe a que ellos ya se han encontrado en ese camino, han cruzado sus pasos cada uno en una dirección.


No quiero transmitir tristeza en esta entrada, solo quiero expresar por escrito lo orgullosa que me siento de mi padre y cuanto le quiero. Por que si, mi padre es el mejor del mundo!!!!!


Y como escribió Antonio Machado el poeta favorito de mi padre:




Caminante, son tus huellas

el camino y nada más,

caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.



21 comentarios:

  1. María qué lindo escribis!! Con tanto sentimiento!! Aviso que me hiciste llorar.
    Claro que tu papá está orgulloso de vos y de la linda familia que formaste. Es muy tierna esa conexión que tiene con Javi!!María solo te digo que lo disfrutes al máximo, el tener a tus papas a tu lado es importantísimo, y que disfrutes también de la familia que construiste con tu esposo. "Disfruta de tus hijos" dice el pediatra de mis nenes y creo que es un muy buen consejo, hay que estar agradecidos a la vida por todas las cosas que nos ha dado.
    Besitos para vos y para Javi!!

    ResponderEliminar
  2. Maria,he llorado como una tonta...que preciosa entrada,qué bello lo que dices de tu padre,qué palabras le dedicas...qué suerte tienes,yo nunca me sentí cerca del mio,pese a tenerlo cerca...por eso admiro tanto a mi marido,és un papá de los pies a la cabeza,con unos vinculos muy fuertes hacia sus hijos,unos vinculos que yo nunca tuve con el mio.
    Maria,me gustó mucho hablar por telefono contigo el otro dia,me gustó mucho conocerte y sentirte un poquito más cercana,a veces pienso que ojalá os tuviera a alguna amiga bloggera más cerca.Eres un cielo de mujer,una madre estupenda y superentregada y ahora ya veo que tambien una hija admirable y llena de amor por sus padres...eres grande,María.Por cierto,me encanta tu voz,tienes una voz muy dulce,que va mucho contigo,sé nota que eres una dulzura de persona,Javi y Belén no podrían tener una mami mejor.Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que bella entrada Maria!siempre es muy agradable leerte, trasmites lo mas importante que tenemos para sobrevivir en este mundo,emociones! Con todo cariño. Carmen

    ResponderEliminar
  4. Gaby, voy a hacer mucho caso a tu consejo, porque es verdad, vivo tan preocupada por todo, tan en tensión, que cuando que me siento relajada y con Javier a mi lado miramos a los niños y hablamos de lo orgullosos que estamos de nuestros niños, esos momentos son los mejores del mundo y trataré que se repitan más a menudo. Gran consejo Gaby, muchas gracias de verdad.
    Te mando un beso enorme.

    Cristina, la que esta a punto de llorar soy yo también leyendo tu comentario. Sabes que todo es recíproco, yo también te aprecio un montonazo, y pienso muchas veces los bueno que sería poder tomarnos una café juntas de vez en cuando. Tenemos que volver a hablar más tranquilas, un día que libres me mandas un mensaje y te llamo.
    Muchas gracias por tus palabras eres un sol, un besazo

    Carmen, me puse a escribir y no se como ni porque me fue saliendo todo. Tengo la capacidad de plasmar mis sentimientos por escrito y la dificultad de hacerlo en vivo y en directo, excepto con las personas más cercanas a mi. Y hablar de mi familia siempre es emocionante y maravilloso para mi, me siento muy orgullosa de mis padres, hermanos, marido e hijos y de mi familia política también, nunca he hablado de ellos y son como unos segundos padres, la verdad es que ,me siento afortunada. Muchas gracias por tu comentario, me ha encantado.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. María:
    A mi también me hiciste llorar y mucho, me acorde de mi padre que estuvo postrado por más de un año victima de una cuadriplejia causada por tres derrames cerebrales. Y mira la coincidencia fue director de un colegio muy grande y después docente universitario y al igual de tu padre formo muchísima gente.
    Su condición no era buena, tenia una traqueostomia para respirar, comia por un tubo que iba de la nariz al estomago, usaba pañales, había que aspirarle cada hora los fluidos porque si no se ahogaba y estaba completamente paralizado, pero para nosotros nunca dejo de ser el jefe de la familia, el amor que le tuvimos supero el cansancio, el dolor y la desesperación. Lo tratamos como si él estuviera conciente (y muchas veces nos dio muestra de ello), lo abrazamos le deciamos que lo queriamos mucho, le contabamos las cosas que sucedian en casa o en nuestros trabajos, de cuales eran nuestros proyectos.
    Creo que eso nos dio la tranquilidad absoluta cuando él se fue, porque le dimos lo mejor que teniamos hasta el final. Sé que la enfermedad de tu padre es muy dura sobre todo para la familia pero ten la seguridad que el amor lo puede todo.
    Cariños,
    Rosio

    ResponderEliminar
  6. MARIA,BRAVO!!PRECIOSA ENTRADA QUE ME HA EMOCIONADO MUCHISIMO,QUE LINDA LA COMPLICIDAD QUE HAY ENTRE ABUELO Y NIETO,ENHORABUENA POR TENER ESA FAMILIA TAN MARAVILLOSA.UN ABRAZO ENORME PARA TU PADRE POR HABER FORMADO A ESA GRAN PERSONA QUE ERES TU.BESOS

    ResponderEliminar
  7. Maria me has tocado el alma con este post, porque vivo actualmente una situación parecida, se trata de mi abuela, que es como mi madre porque viví con ella hasta los 10 años de edad, el sentimiento que me une a ella es el lazo mas autentico de madre e hija, a mi madre la adoro y ella trata de hacer todo lo posible por mi, me demuestra su amor siempre, pero tiene otro estilo que es muy diferente al que yo viví durante mi niñez, con el que me forme, nos amamos mucho y doy gracias a Dios por tenerla, mas somos tan diferentes que parecemos criadas en planetas diferentes y no por la misma mujer que es mi abuela.

    Mi abuela esta perdiendo la memoria, hay días que no me reconoce, no recuerda a Diego, a veces me pregunta ¿de quien es ese niño? y otras veces me pregunta que ¿cuando te vas a casar?, otros días se acuerda de cosas del pasado y vuelvo a sentir esa calidez maravillosa, mi princesa yo nunca te pegue, jamás mi tesorito.

    La siento alejarse poco a poco, respondemos sus interminables y repetitivas preguntas.

    Donde estoy, con quien vine, con quien me voy, cuando nos vamos, esta pendiente que no me dejen
    No recuerda si comió o no y otras veces no quiere bañarse porque dice que ya lo ha hecho

    Es la ley de la vida como dicen, envejecemos, ella lo esta haciendo muy bien si se puede decir eso, esta muy sana, es casi independiente, muy activa si se le estimula, pero es adentro, es su cabeza y su cariño el que se va como apagando y me parece increíble, como puede mi madre no recordar quien soy yo?, no le pongo culpas a nadie, solo que la vida me parece a ratos una tremenda estupidez o quizás de una grandiosidad incomprensible.

    Mi abuelita no tiene ni la menor sospecha de que Diego tiene un trastorno del desarrollo, ella lo ve como un niño pequeño que todavía no habla, ella le comprende todas sus señas y cuando Diego hace alguna rabieta me encanta escucharla dando pautas, porque se activa y recuerda sus tiempos.

    Siento que se aleja y es muy doloroso para mi, pero al mismo tiempo siento una paz porque mi abuelita ha sido una mujer maravillosa que vive el ocaso en medio de todo el cariño que sembró.

    ¡Hermosísima entrada!

    ResponderEliminar
  8. Maria ,con lagrimas en los ojos te digo¡¡ole¡¡¡ que suerte tiene tu padre de tenerte. besos ana

    ResponderEliminar
  9. Hay mi María qué precioso texto has conseguido, hay mucho de tu papá en vos? creo que sí.

    Es una enfermedad tratable, eso es lo importante, tal vez el se sienta algo triste porque ya no puede mantener una conversación como cuentas, pero atento a eso! el se da cuenta de todo.
    Y Javi se encuentra con él en algún aspecto :)

    Pienso que tus papás están orgullosos de vos, cómo que no! como te dijo alguna de las mamis disfruta de tus hijos, solo necesitan amor y ayuda y todo estará muy bien.

    Besos tesoro, una entrada para poner en un cuadro y dile a tu papá que lo amas :)

    ResponderEliminar
  10. Querida María, solamente decirte que el reconocimiento a tu padre que publicas en este precioso articulo, te engrandece aun mas como persona. Tu papa, aunque ahora no pueda leer estas declaraciones, hace mucho tiempo que esta orgulloso de ti, eso seguro, pues nosotros que no te conocemos igual que el, apreciamos tu sensibilidad y tus valores como persona cariñosa y agradecida. Queda claro, leyendo tu entrada, que tu papa fue un gran Maestro, sobre todo en lo referente a trasmitir excelentes valores, respeto y cariño.
    María, es todo un placer entra aquí, y compartir tantas buenas vibraciones contigo y con todos tus seguidores.
    Un beso. Luis

    ResponderEliminar
  11. María, qué fantástica entrada que has hecho! Muy profunda e increíble "la coincidencia" en las fechas y en los mundos que se cruzan. Y sobre todo lo que has expresado maravillosamente: por encima y a través de esos dos mundos está el amor. Magnífico!
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  12. me encanto mucho esta entrada cuantos recuerdos de tu papá de niña es embidiable y con respecto a su enfermedad asi es la vida nos sorprenede de diferentes maneras lindas y no tantas, que lindo que javi pueda disfrutar de su abuelo..........besosssssssssss

    ResponderEliminar
  13. Maria te felicito por tu entrada y por ser una hija reconocida, me hiciste acordar de mi padre que murio cuando tenia 15 años imaginate cuanto tiempo y sin embargo hasta hoy le extraño por todo lo que el me dio MUCHO AMOR!!!te quiero mucho y besitos a tu linda familia

    ResponderEliminar
  14. MI MARIA!!! MI NIÑA LINDA HE VUELTO PARA NO DEJARTE NUNCA MÁS!!!!! Y PARA NO DEJAR A NINGUNA DE NUESTRAS AMIGAS Y AMIGOS QUE NOS NECESITAN ... LA NECESIDAD ES RECIPROCA... TODOS NOS NECESITAMOS PARA LEERNOS, PARA SENSIBILIZARNOS, PARA REIRNOS DE MUCHAS COSAS, PARA ALEGRARNOS DE LOS AVANCES Y ENTRISTECERNOS UN POQUITO SI NUESTROS NIÑOS TIENEN UN RETROCESO... AÚN NO HAGO UNA ENTRADA ... YA QUE CUANDO ME FUI LAS BORRÉ TODAS.... YA MI FAMILIA ENTENDIÓ QUE NECESITO COMUNICAR LO QUE SINETO LO QUE SÉ.... POR FAVOR PERDONA MI AUSENCIA QUE AUNQUE FUE CORTA LOS EXTRAÑÉ MUCHISIMO....

    TU PADRE... QUE LINDA ESA PARTE DONDE DICES QUE SE CONECTARON Y AMBOS ENTRECRUZARON SUS VIDAS EN UN MOMENTO EN EL QUE TU PAPITO PERDIA Y JAVI RECUPERABA.... SABRÁ DIOS SI LO QUE HA PERDIDO TU PADRE SE LO HAYA ENTREGADO A JAVI PARA SU RECUPERACIÓN ... A VECES DIOS HACE COSAS QUE NO SE ENTIENDEN.... ME GUSTA MUCHO LEERTE Y DE AAQUI HASTA LA LUNA Y EL SOL MI MARIA BESITOS PARA TODOS LOS AMO!!!!
    VIVI

    ResponderEliminar
  15. Rosio me imagino que tuvo que ser durísimo lo de tu padre, desde aquí te mando un beso bien grande.

    Betza, igual que no hay dos autismos iguales, la enfermedad de tu abuelita y de mi padre se manifiestan de forma diferente, lo que es igual es el sentimiento con que nosotras lo vivimos, es muy duro y hay que ser fuerte para afrontarlo, te mando un beso enorme y me tienes para lo que necesites, dale también a tu abuela un abrazo bien grande.

    Muchas gracias a todos por vuestras palabras. Me alegro un montón que os haya gustado. La verdad es que esta entrada esta escrita con el corazón, y si me siento muy orgullosa de mi familia, ellos nunca me han fallado.

    ResponderEliminar
  16. María, cuánto amor, orgullo, paciencia y generosidad!! qué hermosa persona que sos!!

    ResponderEliminar
  17. Maria, que entrada tan bonita, aprovecha todo el tiempo que puedas para que tus dos mundos esten todo lo juntos que puedan.
    Tanto para tu padre como para tu peque es lo mejor que les podia pasar.
    Aprovecho para decirte que la foto principal me tiene enamorada.
    Un beso para todos

    ResponderEliminar
  18. Ay Maria, como me hiciste llorar!, cuánto sentimiento, cuánto amor hay en tus palabras. Sé q debe ser duro, no es una enfermedad facil de llevar, pero tu papá es un señor con todas las letras y lo lleva con la frente bien alta!, a su manera sigue disfrutando de las cosas q disfrutaba antes de ser diagnosticado: de sus nietos, de vos, de la vida.
    Como diria mi mamá, a quien cada dia extraño mas, de tal palo tal astilla amiga!. Tu papi es un luchador y a vos Dios depositó en Javi el desafío mas grande de tu vida, el más duro, pero a la vez el más maravilloso. Las cosas no pasan en vano, por algo la vida eligió que este angel viniera de vos, que vos seas su mamá. Mi mamá spe me decia q Dios les pone piedras en el camino a aquello seres humanos que tienen la suficiente fuerza para no caer al tropezarse con ellas, o caer pero tener la voluntad y la fuerza para poder levantarse, limpiarse el polvo de la ropa y seguir caminando.
    Creo q tu papá si pudiera te diria lo orgulloso que está de vos Maria!, sos una gran mamá!, más grande de lo q vos pensás y sos una excelente mujer, persona y amiga (a Dios gracias por poder sentirte mi amiga tmb)
    Muchos besos guapa!!!!!!!!!!!
    besos y abrazos de oso para mi bombon rubio!

    ResponderEliminar
  19. Alejandra, muchas gracias. Solo soy una hija que quiere mucho a sus padres. Un beso grande

    Bego, que te voy a contar, loquita me tiene mi niño, me lo como a besos y el protesta!, pero no le sirve de nada, jejeje. Besos

    Carla, la suerte la tengo yo de que seas mi amiga. Me han emocionado mucho tus palabras. Mil gracias, y llegará el día que crucemos el charco, que la foto de chocolate con leche de nuestros dos bombones va a ser para enmarcar.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  20. Pues sí, definitivamente se hace camino al andar. Esa es mi próxima reflexión, y realmente hay caminantes que verdaderamente caminan. Tú eres uno de esos.

    Gracias por ayudarme a caminar a mí también, pues el camino que yo quiero seguir converge mucho con este.

    El 24 de este mes, y a las 24 horas del jueves, publicaré mi humilde reflexión en "Yo soy creyente católico", con una de tus imágenes la cual me ha traído hasta aquí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias, tus comentarios me ayudan a seguir